Arquitectura.

El Arte Romano

Constructores y conquistadores.

 

Aunque marcada por Grecia y Oriente, por Etruria y toda Italia, la civilización romana no conservo la identidad de3 ninguno de sus precursores. La arquitectura muestra el ingenio creativo de los romanos, no solo les debemos algunos tipos de monumentos (termas, anfiteatros, basílica, arco del triunfo), sino también la construcción basada en un centro de materiales diversos unidos con mortero y después recubierto con un paramento.

Gracias a esta técnica, mucho menos costosa que la piedra aparejada, se desarrollaron las cúpulas y las bóvedas, y la asociación arco-columnata jalonó el paisaje. La ciudad romana prototípica se construía según el plano de los campos militares, con calles en ángulo recto y dos ejes principales: el cardo maximus norte-sur, y el decumanus maximus este-oeste. En la intersección se hallaba el foro, espacio publico cubierto de monumentos y centro de la vida política y religiosa.

Estos conquistadores constructores, asistidos por sus  instituciones y por una arquitectura urbana funcional, dejaron su  huella en todo el mundo  mediterráneo, sobre todo durante los primeros siglos de la era común.

Italianos en el mundo
  • El Coliseo (siglo i), en Roma. El anfiteatro Flavio, también llamado Coliseo, es un edificio elíptico (“doble teatro”) con capacidad para más de 50.000 espectadores durante los espectáculos  de animales o gladiadores.

Italianos en el mundo
  • Timgad (siglo II).Colonia militar de Trajano fundada en el año 100, en la actual Argelia. La antigua Thamugadi es la ciudad romana mejor conservada y más representativa.

 

Italianos en el mundo
  • El interior del Panteón (118-125), en Roma. Este templo dedicado a “todos los dioses”, está cubierto  por la primera gran cúpula construida en el mundo romano. Fue construido durante el reinado de Adriano (117-138) en lugar de un templo levantado más de un siglo antes por Agripa, ministro del emperador Augusto. El conjunto se inscribe en un cubo de 43m de lado. El orificio superior deja entrar un haz de luz que se desplaza con el sol. Un simbolismo cósmico marca el edificio. Este fue transformado en iglesia en el siglo VII y su cúpula se convirtió en uno de los elementos más significativos de la arquitectura cristiana en todo el mundo.

Italianos en el mundo
  • Apolodoro de Damasco, la columna trajana (siglo II), en roma. Esta columna, prototipo de las columnas triunfantes  posteriores, fue erigida en el foro trajano para conmemorar sus victorias contra los dacios (101-107). Mide 40 m de altura. Un bajorrelieve de bronce la rodea en espiral, formando una banda de casi 200m de  largo y que comprende 2.500 personajes. Ilustra  episodios militares. Aquí la construcción de un campo fortificado.

Italianos en el mundo
  • Estatua ecuestre de Marco Aurelio (siglo II), en Roma. El realismo del retrato propio del espíritu romano y la majestad divina de origen oriental hacen de esta estatua, erigida en Letrán cuando aún vivía el emperador, un modelo de equilibrio y poderío. Protegida de la destrucción en la Edad Media por su identificación con el Constantino, inspiró las estatuas ecuestres del Renacimiento. Cuando Miguel Ángel remodeló el Capitolio en 1538, la restauró, diseño su pedestal y la instaló en la plaza.

  • Casa de los Vetii (c.60), en Pompeya, bello ejemplo de una casa patricia (domus), poco antes de que la ciudad quedara enterrada bajo las cenizas del Vesubio. Se extiende en torno al patio central o atrio y al jardín con peristilo. es famosa por su decoración pintada con elementos decorativos en trompe L’oeil. Los Vetti eran vaqueros.

 

La Arquitectura Románica.

Los edificios de la fe.

 

La arquitectura románica se desarrollo del siglo X al XII. Fue el primer estilo original de Europa Occidental desde la Antigüedad, a la cual está ligado por las obras de la alta Edad Media, como San Vidal (siglo VI) y los demás monumentos de la Ravena bizantina, el baptisterio merovingio de Poitiers (siglo VI- VII) o la capilla del palacio de Carlomagno en Aix-la-Chapelle (fines del siglo VIII).

 

El arte románico está marcado por la influencia de la Iglesia y las ordenes monásticas (Cluny Citeaux). Las iglesias adoptaron el plano basilical: nave terminada en un ábside y flanqueada  o no por naves laterales. La principal novedad es el uso de la bóveda, que sustituye el techo. A partir de 1060, dada la importancia que cobro la peregrinación de Compostela, se construyeron a lo largo de las rutas, iglesias de gran capacidad, con puertas esculpidas, transepto y coro con deambulatorio.

 

En Francia abundan los ejemplos de esta arquitectura: en Normandía (Caen; Jumièges), en Champagne (Saint, Remy de Reims), en Borgoña (Vézelay; Autun; Cluny, cuya iglesia  abacial fue el edificio más vasto de la cristiandad hasta la construcción del de San Pedro de Roma), en Poitou (Saint-Savin-sur-Gartempe; Notre-Dame-la Grande en Poitiers),en el Macizo Central (Sainte-Foy de Conques), al suroeste (San Pedro de Moissac; Saint-Sernin de Toulouse).

 

La España de la Reconquista tuvo un desarrollo paralelo (Compostela, León, etc.), mientras  que la Inglaterra posterior a la conquista de 1066 desarrollo las características de la escuela normanda (catedral de Durham, con bóvedas de crucería, 1090-1140). Alemania perpetuo sus propias tradiciones (nuevo transepto y coro de Spira), al igual que Italia, donde el recuerdo de las basílicas paleocristianas (catedral de Pisa, de nave principal techada) hubo de competir con la influencia bizantina.

La arquitectura francesa cisterciense se opuso a la de Cluny por su exigencia de austeridad (Fontenay, en Borgoña; Le Thoronet, en Provenza) y comenzó a difundirse en diversos países europeos.

Italianos en el mundo
  • La catedral de Pisa (iniciada en 1063), en Toscana. Aquí se ve el campanario (la famosa “torre de inclinada”) y, a la izquierda, el baptisterio. Este conjunto,  con su decoración de arquerías típicamente pisana, se termino en el siglo XIV.

  • Cripta de la catedral de Spira (c.1030-1040), en Renania. El edificio es el más grandioso del arte románico germánico.

Italianos en el mundo
  • San Pedro de Roma (arriba y abajo). Hacia 1610, en el santuario de plano central bajo la cúpula del siglo XVI, Carlo Maderno (1556-1629) agregó una nave y una fachada cuyos ritmos anunciaban el arte barroco. Cincuenta años más tarde, Gian Lorenzo Bernini (1598-1680) compuso, con su columnata de dos brazos curvos, el espacio triunfal de la plaza frente a la basílica. Bernini también remodeló el coro de Miguel Ángel colocando, en primer plano bajo la cúpula, un enorme baldaquín (abajo) con columnas salomónicas de bronce (1624-1633).

Italianos en el mundo
  • Baldassare Longhena (1598-1682), Iglesia Santa María della Salute (1631), en Venecia. Las influencias de Palladio y del barroco romano se conjugan en este edificio de espacio central formado por un doble octágono, cubierto por una enorme cúpula armada y con un coro saliente flanqueado por dos campanarios. Contrafuertes en espiral apuntalan la cúpula, coronada por una linterna. rico saledizo con columnas, frontón y estatuas.

Italianos en el mundo
  • Borromini (Francesco Castelli, 1599-1667), Cúpula de la iglesia San Ivo della Sapienza (1642-1650), en Roma, la cúpula acanalada se adapta al plano en forma de estrella del edificio. Esta geometría compleja se completa con ornamentos inéditos, como la linterna en hélice que corona el domo exterior.

Italianos en el mundo
  • Borromini (Francesco Castelli, 1599-1667), fachada de la iglesia de Santa Inés (1653-1663), en Roma. La fachada cóncava, ligada a los palacios que lindan con la iglesia, es una invención típicamente barroca. Frente a ella, en la plaza Navone, se halla la famosa fuente de los Cuatro Rios (c.1650), de Bernini.

Italianos en el mundo
  • Pietro de Cortona (1596-1669), Iglesia de Santa María della Pace (1656), en roma, Juegos barrocos con lo convexo y lo cóncavo, encajadura de las formas (frontones triangular y semicircular).

El teatro Romano.

 

Si bien retomo la arquitectura del teatro griego al aire libre, no por fuerza se construía en una pendiente natural. Su escena era cerrada y no daba al horizonte. Aficionados a los efectos espectaculares –actuación de animales, combate náutico, etc.-, los romanos construían instalaciones subterráneas y maquinarias complejas.

Uno de los primeros cambios consistió en ubicar a los espectadores privilegiados en la orquesta que perdió su función de escena, y en desarrollar la acción en el proscenium, que se convirtió en scaena. Sobre esta escena alargada y reducida al nivel de las gradas más bajas se representaban obras que utilizaban el coro cada vez menos. Los escenógrafos inventaron el telón de boca, los decorados pintados y los pasillos con columnas y estatuas. Las representaciones se llevaban a cabo al  mediodía, de abril a noviembre. Los actores-esclavos o libertos- llevaban mascaras y trajes de tradición griega, pero el maquillaje y los trajes roanos se difundieron con el auge de la comedia popular y la pantomima.

Al mismo tiempo, el público culto prefería otro tipo de lugar teatral: el odeón, sala parcialmente cubierta, más pequeña (unos 800 espectadores), que los griegos habían inventado para la ejecución de obras musicales y que se adaptaban a un repertorio literario y a lecturas públicas.

Italianos en el mundo
  • Plano de teatro romano.

El Teatro a la Italiana.

 

Este tipo de teatro, respecto del semicírculo y la sala de juego de pelota francesa, introdujeron una nueva relación del público con el teatro. En el escenario, el telar hace subir y bajar elementos escénicos: es como una caja cerrada con diferentes aparatos para crear la ilusión. En la sala, el lugar del público esta escalonado y jerarquizado: orquesta generalmente en forma de U, galerías, palcos superpuestos. Esta sala está concebida para que el público sea también un espectáculo.

 

Esta nueva arquitectura se desarrollo en Italia en la segunda mitad del siglo XVII y se puso al servicio del teatro lirico. No tardó en difundirse en toda Europa, al punto que el teatro de varios niveles, formas barrocas, cortinas y sillones de terciopelo rojo se convirtió en un arquetipo, adoptado con múltiples variantes por los arquitectos de los diferentes países.

 

Entre los ejemplares mas notables destacan la Scala de Milán, el  Odeón de la Comedia Francesa (sala Richeliu) en París, y el Gran Teatro de Burdeos. A principios del siglo XX, las nuevas posibilidades técnicas y la búsqueda en materia de iluminación cuestionaron la supremacía de este estilo arquitectónico asociado a la cultura aristocrática y burguesa. Sin embargo, aun es el más utilizado, aunque los nuevos conceptos- salas de disposición frontal y modular, con una mejor visibilidad- han transformado notoriamente el paisaje teatral.

Italianos en el mundo
  • Teatro a la Italiana.

Curiosidad

 

“La commedia dell’arte”

 

La commedia dell’arte, estilo de teatro improvisado, nació en Bérgamo, Italia, a mediados del siglo XVI. Dell’arte significa “del oficio”. Esta forma  teatral se basa tanto en la técnica como en la improvisación: los actores, enmascarados, actúan según un esbozo e inventan sus líneas y sus lazzi, intermedios en pantomima. Cada actor representa un personaje prototípico bien definido: Pantalón el viejo avaro, los sirvientes astutos como Arlequín y Polichinela, etc. El género subsistió durante tres siglos y tuvo una considerable influencia en Francia, debido a la constante presencia de artistas italianos en París en los siglos XVII y XVIII.

Arquitectura Italianizante en Argentina.

En la Argentina, el estilo Italianizante tuvo su apogeo entre los años 1830 y 1880. Representó la transición entre el estilo colonial, heredado de las tradiciones española y lusitana, y el academicismo francés que dominaría la arquitectura en el país hasta la década de 1930.

 

Uno de los primeros y más conspicuos ejemplos de estilo italianizante en Argentina es el Palacio San José, casco central de la estancia que Justo José de Urquiza poseía cerca de Concepción del Uruguay, por otra parte en lo que es hoy el Parque de Palermo el demolido Palacio de Juan Manuel de Rosas era un gran edificio aunque poco ostentoso en sus fachadas (lo que le hizo decir a Domingo Faustino Sarmiento "con el poder que Rosas tenía sólo se quedó en esta arquitectura pudiendo haber tenido un Versalles", Sarmiento despreciaba profundamente a lo criollo, a lo español y a la arquitectura común italiana.) en que se reunían muy sobriamente los rasgos italianizantes con los antiguos rasgos coloniales españoles.

 

Existieron dos corrientes principales de este estilo en Argentina. La primera, italiana, tuvo sus fundadores en Pedro Fossati y los hermanos Nicolás y José Canale, desarrollándose luego por arquitectos como Juan Antonio Buschiazzo. La segunda corriente, británica, tuvo sus máximos representantes en Edward Taylor, Henry Hunt y Hans Schroeder.

 

El Italianizante se aplicó tanto a las clásicas viviendas de disposición lineal con tres patios, heredadas de la tradición romana (por ejemplo, la Casa de los Ezeiza o la de los Unzué), como a los entonces recientemente surgidos caserones llamados casas quinta en las afueras de la ciudad de Buenos Aires, que tuvieron su auge en esas décadas. Algunos ejemplos de este último tipo de vivienda en la capital son la Casa Marcó del Pont, la Quinta Lezama, el Palacio Miró(demolido) y la Quinta de los Azcuénaga en Olivos (hoy Residencia Presidencial). También estuvo presente en los primeros edificios de departamentos, de pocos pisos, como el Palacio Muñoa (obra de Taylor).

 

Al mismo tiempo, el Italianizante acompañó a la primera etapa de la consolidación del Estado Nacional en la Argentina, y por ello está presente en los edificios institucionales más antiguos del país. Por ejemplo, la Aduana Nueva (de E. Taylor, demolida), la Casa Rosada y la Casa de Moneda, así como la Municipalidad de Belgrano (hoy Museo Histórico Sarmiento) y el remodelado Cabildo (restaurado a su aspecto colonial en 1940). En el litoral argentino, provincias de Misiones y Corrientes, el ingeniero italiano Giovanni Col diseñó una cantidad de edificios estatales: las dos Casas de Gobierno provinciales, escuelas, iglesias y hogares, extendiendo el nuevo estilo de moda por la región.

 

Además se aplicó a los primeros grandes bancos de la Argentina, construidos todos por el dúo Hunt-Schroeder: El Banco de Londres (demolido), el Hipotecario de la Provincia de Buenos Aires (hoy Banco Central), el Banco Carabassa (demolido), etc. Por último, tuvo su influencia en la arquitectura religiosa: la Curia Metropolitana en Plaza de Mayo (de Fosatti, destruida en 1955) y las Iglesias de Nuestra Señora de la Piedad y de la Inmaculada Concepción.

Italianos en el mundo
  • La basílica de San Francisco, ubicada en la ciudad de Salta, posee el campanario eclesiástico más alto de América del Sur.

Italianos en el mundo
  • La Quinta Lezama, hoy sede del Museo Histórico Nacional de la Argentina.