Memorias Italianas.

Mi hijo Juan vino de visita desde Australia

Quiero que sepan el privilegio que es tener la ciudadanía italiana, y es por lo que me cuenta mi hijo Juan y su señora Verónica, quienes han venido a visitarme desde Sindey, Australia. Charlando con ellos destacaron ese beneficio ya que sin la ciudadanía no hubiera sido posible que ambos se pudieran radicar en Australia y pronto a adquirir la ciudadanía de ese país.

Debo destacar que no se les hizo fácil, hicieron mucho esfuerzo y hay que estar dispuesto a realizar todo tipo de trabajos.

Cuentan que la comunidad italiana en Australia es numerosa y hay una tendencia de los italianos el habitar ese país tan grande.

La sociedad australiana tiene sus particularidades y sus conflictos y no hay que idealizarla. Nuestro país, Argentina, a pesar de todo, tiene sus bondades y en lo personal yo no me iría nunca.

Antes de que se fueran quisimos hacer un mini turismo por lugares que Juan ya conocía pero Verónica al ser de Pilar, no.

Primeramente nos encontramos con Angelito Salomone , ante la insistencia de Juan, ya que gracias a la referencia laboral de Angelito, mi hijo consiguió un buen trabajo en una empresa de Australia.

Visitamos el Bioparque La Máxima y les encantó el lugar.

También visitamos la casa del Barrio CECO, donde vivimos algunos años y con mi papá, en el año 1982 plantamos un tilo, Juan quería mucho a su abuelo José, se intercambiaron emociones en ese lugar

Luego fuimos a la casa del barrio San Vicente, donde en un tiempo iremos a vivir con Ester, y allí con Juan plantamos una hortensia y un jazmín del cabo, para que quede para la posteridad, como hice con mis abuelos y mis padres, y quizá algún día reciba la visita de mis nietos.

Al día siguiente, antes de regresar a Australia, seguimos con el paseo para que Verónica conozca Colonia San Miguel y su balneario.

Visitamos también Colonia Nievas donde se destaca la iglesia siendo la mas antigua del partido de Olavarría, fundada en 1883, y la colonización alemana en el lugar, según las placas recordatorias fue en 1878. Terminamos el recorrido en Colonia Hinojo donde vimos el monumento a la Mujer Alemana.

CON MARIA VICTORIA Y JUAN BERNARDO

Despidiéndose de su tía Alicia Baialardo en La Plata

Canello, el gatito de los chicos que al irse a vivir a Australia quedó al cuidado de la mamá de Juan

null

Con su tío, Edgardo Baialardo, su tía Graciela y su prima Paula en Capital Federal.

Aquí con Max, el gatito siamés,que le regalamos a Paula cuando era pequeña. Hoy Max tiene 19 años, y también le regalamos una siamesita que vivió 14 años, recuerdo que mi sobrina se sintió sumamente felíz y así nació su amor por los gatos.


Recent Posts
Archive
Seguinos en:
  • Facebook Basic Square