Memorias Italianas.

Misa de Gallo en Saladillo


El 24 de diciembre pasado a medianoche llegue con mi señora a la Misa de Gallo en Saladillo donde reviví situaciones de mi infancia. En la entrada de la iglesia, majestuosa y silenciosa, como catarata comenzaron a surgir en mi mente los recuerdos de mi abuela Julia cuando frecuentaba, siempre sola, menos una vez que fue con mi primo Miguel, algo que me enteré en el almuerzo del 25 contándonos anécdotas con él. En mi caso iba con mis padres en charret y luego el zulky, desde Colonia Broggi hasta la iglesia.

La ultima que fui, tenia 18 años, con la abuela Julia, la tía Chicha y mi hermana Ana Maria y hago la salvedad de que Saladillo es unos de los pocos pueblos que conserva esta tradición, próxima a claudicar, pero por ahora sigue vigente gracias al seguimiento de creyentes y al sacerdote.

Gracias Nancy Fassano por la emoción al vernos después de tantos años.

Debo manifestar que fue muy movilizante aunque es una tradición desconocida para el común de los católicos.

En esta fecha lamentablemente se jerarquiza la comida, la bebida, siendo que es una fecha donde Jose y Maria bregaban para tener un lugar donde pudiera nacer Jesús, quien nació en un pesebre rodeado de animales y de humildes pastores que se turnaban para cuidar su rebaño. A mi entender, creo que de ahí viene la frase "el cordero de Dios que quita los pecados del mundo" y esos estruendos de los fuegos artificiales, espantando a las mascotas y a todos los animales, que algunos entraban asustados a la iglesia buscando refugio, me parece que no encaja para nada con esta celebración.

El 25 revivimos el almuerzo familiar con la familia de mi primo Miguel.


Recent Posts
Archive
Seguinos en:
  • Facebook Basic Square